Sin categoría

“El muñeco” 👻

Les quiero contar lo que sucedió esta noche. Estaba yo en la cocina cuando mi hijo de 3 años corrió hasta mi, diciendo que en su cuarto había un “muñeco” acostado en su cama que le daba miedo porque lo estaba viendo. Fui con él y simplemente no pude entrar (aunque la puerta estaba abierta) de la vibra tan fuerte y rara y como yo no veia nada extraño no entendí a que muñeco se refería porque le preguntaba dónde estaba y me decía “ahí parado” apuntando hacia la orilla de la cama.

Él me decía que lo veía y que está como de mi tamaño pero yo no sé si era su imaginación o no cuento con la pureza e inocencia de poder captar la presencia de algo ajeno a esta dimensión.
Llegó su papá y juntos entraron a la habitación pidiéndole a ese “muñeco” que se fuera. Gabriel agarró su tubo de hule espuma de la natación y empezó a pegarle a la cama para “lastimar en los ojos y en la cara” (según sus palabras) al dichoso mono para que se fuera a otro lado. ¿De donde saco esa acción de pegar con un objeto cuál piñata? Ni idea, es cero agresivo. 
Agarró su oso y su teta y se fue al cuarto de su papá, se subió a la cama ya que no quería dormir en la suya y le dijo que se acostara con él. 
¿Qué pasó? ¿Que vio? ¿Si vio algo o estamos entrando a la edad de la imaginación sin límites? 
#HELP

Sin categoría

#LactanciaMaterna #LactanciaRespetuosa ( sin afan de ofender ) 

Hoy comenzó la Semana Mundial de la Lactancia Materna y siendo que ahora me auto defino (si, yo sola) como #MommyBlogger por escribir y recomendar cosas de mamás, me pidieron compartir mi experiencia con dicho tema. 

Ok, lo bueno de siempre compartir todo en redes sociales es que no me permite mentir. Es cuestión de irte a mis historias de facebook, hacer research en twitter o meterte a timehop para comprobar si lo que les voy a contar fue real o no.

Fue real, y fue de terror por algo ajeno a la lactancia misma. 

Mi embarazo tuvo sus altas y bajas como el de muchas, pero yo como buena futura madre fui a las clases pre natales con Vic ( papá de Gabriel y #DaddyBlogger por cierto ) para estar al tanto de los temas chidos, de lo que era “mejor” para nuestro bebé y aquí entre nos ¡¡¡porque no tenia la más peregrina idea de que estaba pasando en mi vida desde que las dos rayitas de positivo en la prueba me gritaron “mi reina, estás preñadísma”!!!! o al menos eso creí escuchar. 

No me desvío #LactanciaMaterna es el tema. Seré lo más breve posible. Me entregaron a mi bebé y bendito sea el Señor en cuanto la enfermera me aplanó la chichi como si estuviera amasandola (con esa fuerza) la leche comenzó a salir. ¡MADRES, es neta el mito, realmente de ahí sale lecheeee amarilla y luego blanca, ¿cómo sucedió? ¿qué botón aplanó? ni idea pero pasó como magia y Gabriel tragón como yo, para pronto se prendió y bueno, después de un parto natural, la neta es que AL MENOS A MI ( repito, al menos a mi) no me dolió tanto la amamantada.
Al mes de que Gabriel solo tomaba leche materna ( sip, pasé por las costras de sangre, los protectores de todas las marcas, el saca leche, las pomadas etc) fuimos al pediatra y mi bebé había subido muy poco de peso. Así que mi querido Doc me sugirió combinarlo con formula, siempre y cuando le diera prioridad a la leche materna. Y así lo hice. 

La pesadilla comenzó.

Amiga: Elsa, te ves tan bella de mamá ¿estas amamantando verdad?

Yo: Ay gracias, si si, más en el día que en las noches pero si.

Amiga: ¿CÓMOOOOO? ¿LE ESTAS DANDO FORMULA?

Yo: Bueno si, combino, pero le doy mas priori (no me dejó terminar la frase)

Amiga: NO ME CUENTES MÁS, TE AYUDARÉ A SALVAR A TU HIJO.

Yo: okeeeey

Y como mamá primeriza me preguntaba ¿salvarlo? ¿de qué? ¿qué tiene?. A los 20 minutos me metió a un chat de WhatsApp donde no les miento, porque en serio estoy escribiendo LLORANDO A MOCO TENDIDO del coraje, de la rabia y de la poca capacidad que tuve para reconocer el estrés en el que me sumergió un puñado de DESCONOCIDAS ( sin malas intenciones claro está) cuando yo estaba haciendo mi mejor esfuerzo por darle leche a mi hijo. 

Ellas lo que querían era que yo le diera LECHE MATERNA EXCLUSIVA, y yo les juro, que jamás intenté dejar de hacerlo. No abusábamos de la formula más que cuando se quedaba con hambre después de casi una hora en cada chichi ¿UNA HORA? sip, yo tenia a Gabriel pegado todo el santo día y siempre tenia hambre. Era evidente que no se llenaba. Pero mis nuevas aliadas me daban ánimos y palabras de aliento para que yo pudiera “tener un hijo mejor, más sano y libre de enfermedades”.
El estrés que me causaba que mi hijo llorara de hambre era inmenso, dejé de usar la formula y en mi intento por RE LACTAR ( o sea volver a LME *leche materna exclusiva* cuando ya le diste formula alguna vez) solo conseguí estar más nerviosa, sin dormir bien, exigiéndole a mi cuerpo algo que no estaba dando a su 100, pensaba en cada copa de alcohol que me tomé antes de embarazarme, si debí comer más sano, ¿por qué no hice ejercicio a mis veintes?, ¿por qué comía papitas y galletas en lugar de zanahorias en la prepa? etc etc etc me preguntaba una y otra vez que cosa MALA MUY MALA de mi vida había influido para no poderle dar SALUD a mi hijo ya que en el chat, TODAS amamantaban perfecto, presumían a diestra y siniestra las onzas que sacaban ( como competencias, no es broma ) y yo com mi micro vasito de lechita me sentía una vil perdedora sobre todo por los comentarios que hacían de otras mamás como haciéndolas menos ( voy a volver a agregar el “lo hacían sin malas intenciones claro está”). 

Estábamos en el tercer mes de Gabriel cuando fui a Tampico, mi papá ( gatroenterólogo por cierto) me vio estresada, cansada, ojeras etc y yo le conté que estaba re lactando. Me dijo, “es que en lo que he estado aquí veo que Gabriel come y come y sigue comiendo y no se está llenando hija”. Llegó mi tía que es como una doctora sin haber estudiado medicina ( es neta) y me dijo lo mismo. 

Papá: ¿Por qué no combinas con formula, hija? 

Yo: No papá, eso es malo, eso es de mamás que no quieren la salud de sus hijos, de mujeres que ven primero por ellas, de mamitas flojas que ponen excusas para no amaman…( no me dejó terminar la frase) 

Papá: WHAT???? a ver Victor ven acá ¿qué está pasando?

Victor: Al parecer su hija está empeñada en darle leche materna exclusiva a Gabriel, le ha echado muchas ganas, yo la apoyo en lo que ELLA decida, le hago comida con mucha proteína, la dejo dormir porque siempre está cansada ( cueroooo ), come muy bien, toma pastillas de levadura y cuanta cosa pero el bebé no se llena y ella está preocupada TODO el día. El pediatra opina igual que yo y que usted pero ella no hace caso.

Papá: A ver Gabriela, le hablas a tu doctor, le preguntas que formula le puedes dar y te vas a comprarla en este momento. 

Hice caso, sobre todo porque mi papá ( más por ser mi papá que doctor ) estaba genuinamente preocupado por mi y el hambre interminable de Gabriel. Esa noche, después de darle formula, Gabriel durmió de corrido como 6 horas y yo también. *suena música celestial* 

Dia siguiente, escribí en el chat de las mamás.

Yo: Chicas, gracias por su apoyo pero he vuelto a combinar con formula pues al parecer Gabriel no se llenaba. Les agradezco tanto sus enseñanzas pero creo que a mi no me sale suficiente leche o que se yo. ( apenas iba a escribir el segundo párrafo de agradecimientos totales cuando llegaron los comentarios)

Una de ellas: No pudiste, que mala onda.

Otra de ellas: Los niños de formula son niños de plástico. 

¿Niños de plástico? Este fue mi límite. O más bien ese fue el momento en el que comprendí que algo que pudo ser bello y a mi ritmo se convirtió en una competencia despiadada conmigo misma por ser de la élite de mamás que pueden amamantar sin problema alguno cascadas de leche, salud y ( por lo visto) status. Entendí que si yo lo hubiera hecho a mi manera y sin tanto rollo tal vez no hubiera estado tan presionada usando el sacaleche como un instrumento de tortura sin parar en lugar de un acumulador de alimento. Que si hubiera dormido al menos 6 horas seguidas probablemente durante el día se hubiera acumulado lo suficiente para que Gabriel se llenara ¡que se yo! pero bueno, hay mas tiempo que vida, así que los siguientes 4 meses combiné formula con la poca pero seguramente nutritiva leche que salía de mis pechos que en ese entonces eran talla C y ahora son talla A (recomiéndenme un cirujano plástico por cierto). 

Pero también entendí que ellas no pensaron en dañarme como yo no lo estoy haciendo ahorita. Que ellas tienen su concepto de bueno y malo como yo los tengo de ese y de otros temas distintos. Que ellas jamás supieron como me afectaron cada una de sus palabras y lo cuidadosa que yo tenía que ser al expresar mis opiniones porque mis palabras también afectan a los demás. Que cada mujer es distinta y de alguna u otra manera estamos en una lucha constante por darle lo mejor a nuestros hijos. 

Y bueno, siendo sincera ( aquí entre nos) también aprendí a que cada que me dan un consejo que no se apegue a mis ideas y creencias automáticamente en mi mente contesto: “me vale 3 kilos de chorizo tu opinión” pero mi boca contesta: “te agradezco tanto tu valioso consejo querida” y lo termino con una sonrisa 😃

Si, claro, por supuesto, la #LactanciaMaterna es lo mejor, no hay en el mundo una sola razón por la cual me puedan convencer de lo contrario, yo soy una nata defensora de que nada es mas rico y saludable para nuestros bebés y conozco excelentes personas que te pueden acompañar en el camino de esta maravillosa experiencia, sin juzgar, sin presionar, pasito a pasito suave suavecito y ya, es todo. FIN. 

Sin categoría

38 años y apenas se como lavarme las manos #ZestAntibac

Tan pulcra que me creo respecto a todo lo que toque Gabriel y apenas hoy a mis 38 años aprendí a lavarme las manos correctamente. Sin entrar en tantos detalles  ¿Sabias que el virus de la #INFLUENZA sobrevive 3 horas en nuestras manos y hasta 48 horas en superficies lisas que tocamos? Y aquí viene lo CHIDO ¿Sabias que LAVARSE LAS MANOS rompe el ciclo de transmisión del virus? Pero lavarlas bien, como se debe, arrasar con toda la mugreeeee 👹👺👾

En este video les muestro la manera CORRECTA de hacerlo ¡vamos a esparcir lo aprendido! ​

Sin categoría

#SoyLushie 

Hoy me consintieron los árboles, las plantas, sus frutos shalalala 🌷🌿🌳. En una mañana llena de risas con amigas bloggeras pude conocer más acerca de @LUSHMX una marca que se jacta de ser natural y como buena crítica tenía que comprobarlo. ¡Quedé fascinada! El speech no sirve sin la demostración. Yo misma fui parte de la elaboración de las mascarillas. Literal con todos los productos provenientes de la naturaleza hicimos lo mismo que contienen los botes que adquirimos en las tiendas. ( Por cierto, al ser naturales se deben mantener en refrigeración y caducan en un mes). Me sumergí en los olores de los jabones, los shampoos, las cremas, el maquillaje. Probé todo, me puse de todo y sigo suavecita y oliendo a flores de colores.

Ademas, cada producto trae fecha de elaboración, de caducidad y hasta el nombre de la persona que lo hizo ❤️ <—( le puse el nombre a la mía )

Mi tirada no es convencer a nadie de usar una marca, es platicarles de esta opción y que en mi opinión; sin conservadores y directito de la rama es lo más rico ( en todos los sentidos) para nuestra piel.

Sin categoría

Cars 3 🏎 ¿para niños? Y ADULTOS TAMBIÉN. 

Quien se haya topado con mis redes sociales sabe que comparto mucho de mi hijo y entre esa información está su extremada fascinación por CARS. 

Gracias a eso he visto Cars y Cars2 muchas veces, el mismo día, durante más de un año así que esperábamos con ansias la 3.

¿Para niños? SI.  Gabriel de 2 años 9 meses gritó “siiiii” cuando le preguntamos si le gustó. Pero hubo partes donde se distrajo, donde él trataba de familiarizarse con los nuevos personajes pero en general creo que con unas 6 veces más que la vea eso se  resuelve y entonces me pedirá que se la ponga una y otra y otra y otra vez. Cabe mencionar que toda la semana estuvo emocionado porque por fin vería la tercera película del Rayo McQueen. Él entenderá el mensaje de manera distinta supongo.

¿Para adultos? POR SUPESTO QUE SI. En la primera parte Rayo sufre un accidente y tanto su papá como yo por inercia agarramos a Gabriel preocupados por como se iba sentir. Él tranquilo, yo empecé a llorar en silencio. Ahí Rayo comienza una serie de momentos de introspección MUY evidentes y al estilo chavo-ruco con problemas para aceptarlo la verdad es que me sentí completamente identificada por dos cosas ( si, dos cosas aparteeee de la chavoruquez); 1) Lo difícil que es entender que las demás personas también están luchando por sus sueños y lo egoístas que solemos ser  y 2. Que las respuestas a nuestros cuestionamientos internos siempre están en lo básico, en el origen, en  lo escencial, en lo que nos hace sentir bien, felices y COMPLETOS.

Supe que hubo reseñas negativas; no las comparto. Es una película llena de mensajes; la tecnología nos rebasa, la mujer y su rol de líder, los amigos-familia son el motor más importante, el empresario hambriento de lana, la motivación te lleva a lugares insospechados, no hay enemigo pequeño, etc…

Sin duda los gustos de Gabriel me han hecho voltear a lugares donde he encontrado enseñansas de vida que HOY son indispensables para seguir avanzando y por supuesto aprendiendo.

100% recomendable, una vez más, superaron mis expectativas 👏🏽